Turgot conquista Madrid en la mítica sala Moby Dick

Hace una semana os hablábamos aquí del debut de la banda con »Cosas que Nadie nos Puede Quitar», su primer álbum lleno de Pop-Rock y letras políticamente incorrectas que hacen que muevas cada hueso de tu esqueleto. La sala Moby Dick fue la elegida por Turgot para hacer su presentación y albergar a todos los amantes de la buena música. La sala medio llena (a menos de diez entradas de colgar el Sold Out) y aparecen Álex, Lalo, Marcos y Guille, dispuestos a mostrar todo lo que corre por sus venas.

Arriesgaron y acertaron, porque Volver a las Andadas fue la encargada de abrir el show, siendo completamente nueva para todo su público y muy bien recibida por estos. Le siguió Canción de Mierda y Un Domingo Cualquiera, cantada y saltada por toda la Moby Dick, pero como los directos son traicioneros en Ayelén, Álex tuvo que tocar con la guitarra eléctrica porque la guitarra acústica decidió en ese momento no trabajar. Conquistando el corazón de sus seguidores, siendo probablemente, una de las mejores sorpresas de la noche (sin ser planeada). Esta traba no consiguió que la banda se desanimara porque con una versión de Madrid, de la mítica banda Pereza, hicieron que el suelo temblara y se pudiese confundir con un terremoto en la capital. Y esa no fue la única versión que pudimos escuchar, la segunda fue La del Pirata Cojo del mismísimo Sabina. Ambas no tienen nada que envidiar a las originales, Turgot les puso su toque cañero y desembocó en un completo éxito.

Pudimos ver cuales eran las favoritas del público, entre ellas estaban Cerca (+) y Bonito, dos temazos que la banda defendió de forma impecable. Uno de los momentos más emocionantes fue al acabar Bonito, el cuarteto canta »Qué bonitas son las madres que nos han parido a todos» y poder presenciar ese momento con las madres entre el público fue algo mágico. Durante todo el concierto pudimos respirar una atmósfera de felicidad y nervios por parte de todos (artistas y público). Además, de sentirte orgulloso al pensar en que tu entrada valía la pena para ver ese show: Álex, salvo los inconvenientes, se superaba canción a canción, Lalo mostrándonos todas sus caras consiguiendo entrar en las almas de cada uno, Guille demostrando que el bajo es maravilloso si tienes tanta sinergia con el y Marcos siendo el motor de todo, llevando cada compás al siguiente nivel.

Fue una bienvenida maravillosa a la nueva normalidad de los conciertos de pie, porque si hubiese sido sentado mas de uno hubiese roto las patas de la silla. Solo esperamos que en breve podamos anunciaros alguna fecha de Turgot, porque es un concierto que tienes que vivir sí o sí.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: