LA NOCHE de Arde Bogotá en el Inverfest

La edición de este año del Inverfest ha empezado con fuerza, y es que no solo está llenando de conciertos las salas de la capital, si no que está apostando por la música en directo en un momento tan complicado para el sector como el que estamos viviendo debido al COVID-19. A pesar de algunas cancelaciones y aplazamientos, salas, teatros y centros culturales de Madrid y alrededores, ya que como os contamos, para esta edición el festival de invierno por excelencia, sale del Circo Price y amplía su número de sedes, se han convertido en centros neurálgicos del festival y nos están regalando conciertos tan especiales como el que vivimos el pasado 14 de enero en la sala Mon.

Fotografías: Carol Mejías

En esta ocasión, nos tocaba disfrutar de uno de nuestros grupos favoritos, Arde Bogotá. Sin lugar a dudas, los cartageneros han sido el grupo revelación de 2021. Y en la sala Mon demostraron por qué. Un grupo con garra, con las cosas claras y que ha llegado para quedarse y revolucionar la escena musical de este año y los venideros.

Una banda con mucho que decir y con mucho camino por delante, el cual esperamos poder seguir recorriendo a su lado como hemos hecho hasta ahora. «Somos Arde Bogotá y somos de Cartagena. Bienvenidas y bienvenidos, vamos a cantar, a saltar, a bailar, vamos a pasarlo bien». Pasados apenas unos minutos de las 9 de la noche, Antonio, Jota, Pepe, Dani y Lalo salían al escenario de la Mon dispuestos a darlo todo y Antonio nos daba la bievenida con estas palabras. Así empezaba «La Noche» de Arde Bogotá.

Una noche en la que nos dio tiempo a disfrutar, reír, bailar, saltar, cantar y emocionarnos. Una noche en la que pusieron patas arriba a un público ansioso de corear sus canciones y darlo todo hasta la extenuación. Y es que no hubo ningún momento de respiro. Empezaron advirtiéndonos del peligro de salir con ellos al ritmo de Dangerous, pero ni eso logró disuadirnos. Queríamos más, mucho más, de Arde Bogotá.

Ya desde el minuto uno, entramos en ese universo que han creado con este disco, «La Noche», y nos dejamos llevar por ellos. Nos invitaron a bailar con Cariño, nos hicieron reflexionar en Tan alto como tus dudas y terminaron por llevarnos A lo Oscuro sin que apenas nos dierámos cuenta. El ritmo era frenético pero no era para menos.

Fotografías: Carol Mejías

En Tijeras, nos llamaron a la revolución. «Si nuestra vida laboral es un timo ¿Por qué no lo decimos? ¿por qué no lo decimos? Si nuestra vida en general es un tiro ¿Por qué no lo exprimimos? ¿por qué no lo exprimimos?». Como ya hemos comentado otras veces, si hay algo que destacar de Arde Bogotá es lo bien que plasman en sus canciones la realidad de una generación que estamos sufriendo los efectos de una crisis tras otra, invadidos por la precariedad laboral y la incertidumbre, lo cual enlaza a la perfección con el siguiente tema, Millenial. Pero como dice en la canción, «confía en mí y mañana lo arreglamos».

Nuestra noche con Arde Bogotá seguía avanzando y subía de nivel con El Dorado y Big Bang, antes de presentarnos el último tema que han sacado, Mi Carro, versión de la conocida canción de Manolo Escobar y que encaja muy bien con la filosofía de este primer disco. Y entonces, en el momento álgido del concierto, nos hacían una proposición, Quiero casarme contigo, a la que más de una y de uno diría que sí sin pensarlo. Y es que no sé que tienen estos chicos que conquistan los corazones de todos aquellos que se atreven a subirse al carro, valga la redundancia, de Arde Bogotá.

Fotografías: Carol Mejías

Como bien nos decía Antonio, la noche es un lugar para muchas cosas, y desde luego, también para el amor, por eso, llegábamos al momento romántico del concierto con El Beso y Virtud y Castigo, que daban paso después a Te van a hacer cambiar, tema en el que Antonio se puso su mascarilla y bajó del escenario para cantar con su público. Aquí se ve realmente la comunión y la conexión de los fans de la banda con el grupo. Y es que es imposible describirlo con palabras.

El final de la noche se acercaba, pero antes de que llegara ese amanecer metafórico en el que nos habían sumido, faltaban tres de los temas más coreados de la banda, Exoplaneta, donde todos cantamos eso de «Que vayas voluntaria a abandonar la tierra, e irte a 571-/9A», Antiaéreo, la canción con la que empezó todo y con la que se dieron a conocer, y por último, Abajo, con la que literalmente hicieron que la Mon se viniera abajo entre gritos, saltos y euforia desorbitada por parte de todos los presentes, la cual fue una constante a lo largo de todo el concierto.

Fotografías: Carol Mejías

Como apunte, decir que da gusto ver a una banda que disfruta sobre el escenario, que sonríen, que se lo pasan bien y saben como transmitírselo al público. Y es que la alegría y la felicidad que tenían los cinco en la cara es algo mucho más contagioso que el COVID, y hacía que nosotros tampoco pudiéramos parar de sonreír, y eso es lo más bonito que la música nos puede regalar, las emociones, porque no hay sentimiento más sincero que el que te provoca una canción (y su intérprete) cuando la escuchas. Así que gracias Antonio, Jota, Pepe, Dani y Lalo por vuestro brillo en los ojos y por hacernos felices haciendo lo que os gusta.

Antes de terminar, darle las gracias también al Inverfest, a Son Buenos y a la Sala Mon por dejarnos formar parte de una noche tan especial. Y a vosotros, permaneced atentos porque os iremos contando nuestra experiencia en muchos más conciertos de este gran festival. ¡Nos vemos en el siguiente!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: