Las flores salvajes de Nunatak nos conquistan en su puesta de largo en la sala El Sol de Madrid

El pasado 30 de noviembre teníamos una cita de lo más especial en la mítica sala El Sol de Madrid para despedir el mes junto a una de nuestras bandas favoritas, Nunatak, que presentaban su cuarto disco, “Nunatak y las flores salvajes” así que era una fecha a la que no podíamos faltar. Nada más entrar a la abarrotada sala (no en vano habían conseguido colgar el cartel de SOLD OUT), se podía percibir el ambiente de expectación en todos los presentes. Y es que había muchas ganas de disfrutar de los murcianos en la capital y descubrir cómo suenan en directo estos nuevos temas.

IMG_5034.JPG
Fotografías: José Carlos San Gabriel

Y desde luego que no defraudaron, ya que un aspecto a destacar del gran concierto que dieron fue la entrega del público desde el minuto uno que aparecieron en el escenario. Público y banda al unísono, no dejamos de cantar cada una de las canciones de principio a fin, conviertiendo todas nuestras voces en una sola y demostrando la gran conexión del grupo, no solo entre ellos, si no también con nosotros.

IMG_5059.JPG
Fotografías: José Carlos San Gabriel

Es difícil describir con palabras todo lo que nos hicieron sentir a lo largo de la noche. Pero quien ha visto a Nunatak en directo sabe que sus conciertos son todo un viaje de emociones y sensaciones puras y sinceras, de subidas y bajadas, cambios de ritmo, desde lo más cañero y rockero, hasta lo más íntimo y emotivo, todo tiene cabida en sus conciertos. Además, otra cosa que nos llamó la atención es cómo poco a poco han ido creciendo en el escenario, haciendo que sus shows sean mucho más completos y compactos, que haya un hilo conductor que lo una todo.

IMG_5155.JPG
Fotografías: José Carlos San Gabriel

Se nota que han evolucionado y que han ganado en sonoridad, ya que esos pases instrumentales y cómo conjugan todos y cada uno de los instrumentos, incluidas las voces, para crear diferentes atmósferas según el tema, es verdaderamente alucinante. En cuanto al setlist, tocaron todas las canciones del nuevo disco en su totalidad, además de repasar otras de sus trabajos anteriores, combinando a la perfección las nuevas con las canciones más aclamadas de la banda y que no podían faltar como Nadie nos va a salvar, Bestias sedientas y Romper el cielo, que formaron parte del principio del concierto.

IMG_5086
Fotografías: José Carlos San Gabriel

Aunque la canción elegida para comenzar la noche no fue de “Nunatak y el tiempo de los valientes”, si no de este nuevo disco. Y es que no pudieron empezar mejor que con Creéme, toda una declaración de intenciones y que no pudo evitar que nos contagiáramos del buen rollo y de la positividad que transmite esta canción. Para dar paso después a las ya mencionadas y enlazar nuevamente con temas de este nuevo disco como En tu nombre, que habla de la paternidad, ya que como nos confesó Adrián ha habido una especie de “baby boom” en la banda; o Coge mi mano, una de mis canciones favoritas de este cuarto trabajo de los chicos.

IMG_5130
Fotografías: José Carlos San Gabriel

A continuación, llegaba uno de los momentos álgidos de la noche gracias a los dos temas más cañeros del disco, como bien nos dijo Adrián, Hijo de la tierra y Criminal de guerra, dos canciones que vienen a demostrar la versatilidad del grupo y su capacidad para componer temas de estilos tan dispares como los que encontramos en su nuevo álbum. Además, en Hijos de la tierra, nos pidieron que hiciéramos un poco de Auroros y les acompañáramos en la parte en la que colaboraron con ellos en la canción.

IMG_5273.JPG
Fotografías: José Carlos San Gabriel

El final se iba aproximando poco a poco, pero todavía faltaba uno de los must que tiene lugar en todos sus conciertos. Y es que los chicos no dudaron en bajar del escenario e instarnos a hacer un círculo a su alrededor para interpretar tres temas en acústico: Ya he ganado, Viento del sur y Solos. Fue un momento superbonito, muy emotivo y especial, aunque aquí debo hacer un pequeño inciso para “echarles la bronca” a ese gente que se dedica a hablar en los conciertos, sobretodo en momentos tan íntimos como este, en vez de disfrutar de lo que están viviendo. Aun así, lograron ponernos la piel de gallina a todos y hacer que sintiéramos cada una de las canciones al máximo.

Ya en la recta final nos esperaban más temazos, tanto nuevos como antiguos, como Quiero que arda o El Grito, y también una versión de New Order, que no esperábamos, demostrando lo bien que suena el grupo en el idioma anglosajón. Para los bises se habían guardado dos de las canciones más bonitas para mí de este nuevo disco, Todas las campanas, que al igual que para Adrián, es también mi canción favorita, y Mi gran virtud, finalizando el concierto por todo lo alto con otros dos temas que no podían faltar, Disonancia perfecta y Aún respira.

IMG_5466.JPG
Fotografías: José Carlos San Gabriel

Como he dicho fue una noche llena de emociones y sentimientos a flor de piel, en la que grupo y público fuimos uno, y no dudamos en cantar cada tema a voz en grito, como si no hubiera nada más. Y es que si hay algo que está claro, es que no sólo son unos “valientes”, si no que sus “flores salvajes” no han hecho más que empezar a florecer. No puedo terminar esta crónica sin darle las gracias a Claudia Orellana, de Son Buenos, y a G-News, por contar con nosotros una vez más, y a Adrián y compañía, por la magia que nos regalan en cada uno de sus conciertos. Espero que nos volvamos a ver muy pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: