Es muy difícil explicar qué es el Sonorama, pero lo que está claro es lo que no es: no es un festival al uso como el resto. El Sonorama es compartir vivencias con amigos, pero también conocer a otros nuevos. El Sonorama es no sentirse solo, si no acompañado por miles de personas con una misma pasión: la música. El Sonorama es ese oasis en medio de un año difícil que te hace desconectar de la rutina y hace que se pare el mundo durante al menos unos días. El Sonorama es un cúmulo de emociones y sentimientos que no se pueden explicar con palabras. El Sonorama es CASA.

Como siempre decimos, pero es que es verdad, es muy complicado condensar todas las vivencias que hemos vivido en Aranda durante este Sonorama, así que al igual que el año pasado, haremos nuestro particular repaso de nuestros momentos favoritos de esta edición, que no son pocos, dividido en dos partes para poder contaros todo lo que os queremos contar. Seguramente, nos dejemos alguno que otro en el tintero, pero creemos que estos que hemos elegido son los que mejor representan lo que ha sido este Sonorama para nosotras.

Rueda de prensa con Nacho Cano

Este año, al menos para mí, el Sonorama empezó con una rueda de prensa, pero no una cualquiera. Nada más llegar a Aranda y sin tiempo para dejar la maleta en el alojamiento, mi primera parada fue el Auditorio del Ayuntamiento, donde los medios habíamos sido citados para asistir a la única rueda de prensa de esta edición. En ella, obviamente, no podía faltar el protagonista de este año, Nacho Cano, acompañado por el artífice de toda esta magia, Javier Ajenjo, representantes municipales y dos invitados de lujo: Alberto Jiménez (Miss Caffeina) y Shuarma (Elefantes).

Sonorama28

Se notaba que todos estaban visiblemente emocionados por lo que iba a pasar el sábado, como bien nos contaron durante cada una de sus intervenciones. Y es que si algo está claro, es que Mecano ha sido la banda sonora de muchos de nosotros, algunos incluso hemos crecido con ellos sonando de fondo. Sobre la vuelta de Nacho Cano a los escenarios tras 22 años alejado de ellos, fue el propio Nacho el que nos contó que si volvía tenía que ser a lo grande y qué mejor sitio para hacerlo que en un festival tan especial como el Sonorama. Desde luego, esta edición prometía y no había hecho más que empezar.

Lígula y Claim conquistan el Sonorama

Como sabéis, una de las grandes virtudes de este festival es que da cabida tanto a grupos consolidados como a otros que están empezando o con una menor trayectoria, así que gracias al Sonorama por darnos la oportunidad de descubrir a grandes bandas que nos estábamos perdiendo. Este año, reconozco que no he tenido tanto tiempo como me hubiera gustado para pasarme por el resto de escenarios “no principales” tanto del pueblo como del recinto. Pero si que pude disfrutar de los conciertos de Lígula en el Escenario Heineken (Plaza La Sal) y de Claim en el Escenario Ron Negrita. Los primeros aprovecharon la ocasión para presentar los temas de su último disco, El Aire Antes del Viento, que contiene auténticas joyas como Canica o La Casa Naranja. Se notaba que estaban en su salsa, la complicidad entre ellos era más que patente, y aunque fue un concierto corto pero intenso, lo disfruté muchísimo.

Sonorama21

Por su parte, los chicos de Claim nos amenizaron la caída de la tarde con las canciones de su trabajo más reciente, Sofá Paradiso, ofreciendo un show divertido y que acabó con el público gritando eso de ¡escenario principal!. No puedo estar más de acuerdo. Además, se atrevieron con una versión de la conocida “Love is in the air”, desde luego un tema muy apropiado para el ambiente de buen rollo que se respiraba entre los festivaleros.

A males de muchos, Miss Caffeina

Sonorama22

Tras ver a La Orquesta Mondragón, y cantar al ritmo de sus grandes éxitos como Caperucita Feroz, Lola Lola o su particular versión de Imagine, le llegaba el turno a uno de los platos fuertes de la noche, Miss Caffeina. ¿Qué os voy a contar de ellos que no os haya dicho ya?. Siempre es un placer verles, el juego de luces que llevan en esta nueva gira, con láseres incluidos, es una verdadera pasada y triunfan por cada escenario que pisan. Además de los temas de su nuevo disco, Oh Long Johnson, también formaron parte del setlist algunos de sus trabajos anteriores, en concreto, de Detroit, como Mira como vuelo, Oh Sana o Ácido, que ya son todo un himno de masas y de los más coreados en cada concierto.

Las sorpresas de Kitai y Viva Suecia en la Plaza del Trigo

Sonorama4

Como ya es tradición, ninguno imaginamos un Sonorama sin sus míticas sorpresas en la Plaza del Trigo. Y es que tocar en esta plaza, supone para los grupos no solo cumplir uno de sus sueños en la música, si no también ponerlos en el mapa del panorama musical en algunos casos. Este año las sorpresas han sido de lo más variopintas, desde Joe Crepúsculo el jueves hasta Los Gandules el domingo. Pero sin duda alguna, las dos que más disfruté fueron la de Kitai el viernes, que hicieron un homenaje al mejor rock de los 70 y 80, contando para ello con colaboraciones de lujo como la de Alberto (Miss Caffeina), Oscar (Varry Brava), Sean de Second o Gabriel de Shinova, todos ataviados para la ocasión;  y por supuesto la de Viva Suecia el sábado. Sobretodo la de estos últimos, ya que fue algo totalmente inesperado teniendo en cuenta la lesión en el dedo de Rafa apenas unos días antes de que se celebrara el festival.

Sonorama27

Es verdad que ya desde los días previos, al ver por el recinto a alguno de sus componentes, se podría decir que era un secreto a voces, pero aun así fue muy emotivo verlos tocar en un escenario tan importante como El Trigo. Además, contaban con dos refuerzos de lujo, Rodrigo Cominero (“robado” por los suecos a Rufus T. Firefly) y Jesús Cobarro (Noise Box), que “acudió al rescate” de la banda y se aprendió los temas en tiempo récord para tocar la guitarra mientras Rafa se recupera. Hay que decir que consiguió mimetizarse tanto con el grupo que ya parece un sueco más. Confetti, guitarreo máximo, complicidad, hasta una espontánea versión de “Libre” de Nino Bravo que acabó con Jess tirándose al público para darse un merecido baño de masas. Si no estuvisteis, lo siento por vosotros, porque os perdisteis un concierto memorable.

Nos rendimos una vez más ante Fuel Fandango y Love of Lesbian

Sonorama25

Otros dos conciertos imprescindibles que no me quería perder bajo ningún concepto eran el de Fuel Fandango  y el de Love Of Lesbian, ambos el viernes en los escenarios principales del recinto. Los dos dieron lo mejor de sí, ofreciendo grandes conciertos con los que no pudimos dejar de bailar ni cantar desde el minuto uno. Al igual que en el Río Babel, en esta ocasión, Nita también hizo su aparición en el escenario con un ramo de claveles rojos que repartió entre el público. Y así de repente “La Primavera” llegó a nosotros como un caballo “Salvaje” que nos hizo disfrutar “Today” y que sabíamos que recordaríamos “Toda la vida”.

Sonorama5

Por su parte, Love of Lesbian, nos regalaron un momento de lo más “hot” cuando Santi se quitó la camiseta. Y es que no quedaba “Nadie por las calles”, todos estábamos allí en el Sonorama, disfrutando de este momento, dejándonos engullir “Bajo el volcán” e intentando superar un “Segundo asalto”. Le encontramos sentido al “Manifiesto Delirista” y nos divertimos con “Algunas plantas”. Está claro que no formamos parte del “Club de fans de John Boy”, pero desde luego si que somos fans de Love of Lesbian.

Nacho Cano hace historia en el Sonorama

Sonorama12

Si habéis llegado hasta aquí seguro que os estaréis preguntando, ¿pero cuando habla del concierto de Nacho Cano?. Tranquilos, vamos a ello. Es más que probable que ya hayáis leído en otras crónicas, que canción cantó cada uno y quienes fueron las colaboraciones especiales que nos tenían preparadas, así que me ahorraré el repetirlo. En su lugar, destacaré las que más me gustaron y con la que más me emocioné durante el concierto. Para empezar, la de 7 de septiembre con Alberto Jiménez (Miss Caffeina). Se notaba que para Alberto, que también cantó Héroes de la Antártida, estaba siendo un momento muy especial y así lo transmitió al público. Al principio, la lluvia nos dio un pequeño susto, pero por suerte no fue a más y pudimos disfrutar del concierto tranquilos. Otra de las que más me gustó fue la de La Fuerza del Destino con Santi Balmes, ya que es una de mis canciones favoritas de Mecano y del disco tributo a Mecano, Descanso dominical, donde la canta junto al gran Iván Ferreiro.

Sonorama11

Zahara y su versión de Un año más, y Kuve con Aire, también me emocionaron muchísimo. Como podréis imaginar, para alguien como yo que he escuchado a Mecano desde que tengo uso de razón, fue un momento muy especial el poder estar allí disfrutando de estas canciones en directo y con el propio Nacho Cano dando magia a los teclados en el escenario. Aunque lo mejor fue el final, con todos cantando eso de “Vivimos siempre juntos y moriremos juntos…” mientras los fuegos artificiales inundaban el cielo de Aranda y lo llenaban de luces y color. Gracias por hacerlo posible Javier Ajenjo, gracias de verdad.

Las Cartas de Navegación nos conducen a Shinova

Sonorama10

Antes de acabar, que no quiero extenderme mucho, tengo que hacer una mención obligada a Shinova, y es que es un grupo al que nunca me canso de ver y con el que disfruto muchísimo haga el tiempo que haga, literalmente, de hecho, ya que durante su concierto, la lluvia quiso estar presente, pero eso no impidió que ninguno de los allí presentes lo diéramos todo desde el primer minuto y hasta el final. Algo que Gabriel supo reconocer con un “que bonito lo hacéis”, aunque con ellos es imposible que fuera de otro modo. “No sabéis lo que es veros desde aquí, es una imagen que se nos queda para toda la vida”, nos confesaron mientras se sucedían temas como Espejos y espejismos, Niña Kamikaze, Cartas de navegación, En el otro extremo o Volver, por mencionar algunas, en un acertado repaso por toda su discografía.

 

Uno de los momentos más especiales del concierto, fue cuando Gabriel hizo una reflexión de lo más apropiada para el tiempo que vivimos. Nuestro destino es querernos, entendernos a pesar de nuestras creencias, nuestra ideología o condición sexual. Como bien dijo antes de dar paso a Que casualidad, todo lo que no sea querernos es una pérdida de tiempo y no podría tener más razón. Y es que como dice la canción, “Que casualidad, coincidir en estos tiempos, en el mismo lugar..”. Siempre es un placer coincidir con vosotros, chicos.

Que siga la fiesta con Crystal Fighters

Sonorama9

El punto internacional a este Sonorama Ribera 2019, lo pusieron Crystal Fighters, que supieron como levantar al público en cuanto salieron a escena y convertir el escenario Ribera de Duero en una auténtica fiesta. Aunque para fiesta la que montaron nuestros amigos de Nixon en la Plaza del Trigo

Escenario principal para Nixon en la plaza del Trigo

Sonorama14

No podía terminar esta primera parte de este particular repaso sobre lo que ha sido para mí este Sonorama, sin mencionar a mis queridos Nixon, un grupo al que hemos visto crecer a pasos agigantados desde que los conociéramos hace ya un tiempo a raíz de la publicación de su último disco, Utopía, que tantas alegrías les está trayendo al grupo. Por eso, cada paso que dan ellos es como si lo diéramos nosotros también. Así que verles conquistar un escenario como la Plaza del Trigo fue un momento muy emocionante. Hay que destacar lo entregado que estaba el público desde el principio, sin dejar de saltar, bailar y corear todas y cada una de las canciones. Temas como Fiesta, Gravitacional o Tribal, consiguieron que todos nos viniéramos arriba, convirtiendo la Plaza del Trigo en una verdadera rave festivalera.

Sonorama15

Además, pudimos disfrutar de Cadáver exquisito, el último lanzamiento de los almerienses, y de Invencibles, la banda sonora del Cooltural Fest 2019 “Music for all”, del que os hablaremos próximamente, canción que apuesta por la inclusión y la diversidad. Pero por si esto fuera poco, Alex no quiso perder la oportunidad de bajar del escenario y entremezclarse con el público a hombros de Juan, al que conoceréis por estar detrás de las redes del Cooltural Fest (y si no lo conocéis os animamos a que lo hagáis, que es muy majete), terminando el concierto por todo lo alto y dejándonos con ganas de más. Aunque afortunadamente, esta vez pude repetir y verlos de nuevo en Almería apenas unos días después. Y es que Nixon es de esos grupos que nunca te cansas de ver, ¿será por la fuerza gravitacional que desprenden?

CONTINUARÁ…