Una semana después de la salida de Sinónimo, el alcalaíno se presentaba ante su gente, en un Teatro Circo Price completamente lleno hasta los topes. Y es que había mucha expectación por ver el nuevo show de Rayden, como se demostró al conseguir abarrotar uno de sus conciertos más especiales dentro del ciclo Inverfest, aun sin saber con qué nos iba a sorprender en este nuevo trabajo.

El concierto arrancó con Lo primero, la bondad, qué sirvió de entrada para Gargantua, las dos canciones que también abren su nuevo disco. Desde el primer momento hizo suyo el escenario, pero no estaba solo, si no que le acompañaba su banda, con la que lleva girando desde hace tiempo.

Rayden2

Llegó la hora de Xtravaganzza, un tema más roquero de su trabajo anterior, para subir los decibelios de la capital de España. Y siguió con otro tema de su anterior trabajo Antónimo, Pólvora Mojada. Con la intensidad en todo lo alto, llegó el momento de algo más calmado, el ya clásico de Rayden, A mí yo de ayer, llenó de poesía el ambiente, haciendo qué la magia de sus letras conquistara al público.

Y entonces empezaba la parte más reivindicativa del show con canciones como, Circo, Pan, Ajo y Agua, y otro de los grandes temas de su último trabajo, Habla Bajito, cuyas letras reflejan, por desgracia, la realidad actual soltando verdades como puños, y allí estaba David Martínez, para soltarlas una a una.

Entonces llegó la hora de presentar al primer invitado de la noche, Alfred, con el que interpretó una maravillosa versión de Finisterre, demostrando el concursante de OT, el chorro de voz que tiene y las tablas que gasta sobre el escenario. Rayden continuó la velada con Levedad, dejando claro el nivelón de su último trabajo, y concluyendo con una crítica hacia la política, y hacia el miedo que tienen intentando acallar al pueblo y queriendo censurarlo.

Rayden3

Fue justo después cuando cayó su Meteorito, justo en pleno centro del Teatro Circo Price, con el que consiguió poner a saltar a todo su público e incendiar el invierno madrileño. Para a continuación retomar la poesía, gracias a Nunca será siempre y Mentiras de Jarabe, dos temas de sus primeros trabajos, que lograron emocionar a todos los asistentes. Y no contento con esto, se atrevió también con una versión de Clandestino de Manu Chao.

Ahora llegaba el turno de la segunda invitada de la noche, y como no, iba a ser su gran amiga Bely Basarte, y la química entre los dos se notó enseguida, y más cuando interpretaron dos temas como Careo y Vía de Escape, la magia del amor ya era parte del ambiente, poniendo a latir los corazones que llenaban el teatro madrileño.

La noche avanzaba con Amalgama y el mensaje de Rayden contra la violencia machista, diciendo que él no lo hacía para ganar seguidores, si no para dejar un futuro mejor a su hijo, protagonizando acto seguido uno de los momentazos de la noche con Caza de pañuelos, mandando un claro mensaje contra la violencia machista, contra La Manada y contra sus secuaces.

Rayden1

La velada continúo con Ubuntu, con todo el público enlazado y bailando al unísono, y con Imperdible, que combinó de forma muy acertada con una de las grandes canciones de su nuevo trabajo, Abrazos impares, haciendo que las letras del rapero alcalaíno calaran entre sus seguidores.

La siguiente fue F.D.M.P.P.A. en la que recordaba lo mucho que le había cambiado la vida la llegada de su hijo. Enlazándola después con Beseiscientodoce y llegando a la parte final del concierto con el tema que más ha calado dentro de su nuevo disco. Los acordes de Haz de Luz y su preciosa letra hicieron las delicias de los presentes en el Circo Price.

Y aún quedaban grandes clásicos de Rayden y su banda, y quedaba mucho rap que desplegar, como demostró con Haciéndonos los muertos y con Matemática de la Carne, el tema que le acercó al gran público, y que ha convertido a Rayden en lo que es hoy, uno de los grandes referentes de la música española. El concierto se cerraba con el tema que finiquita Sinónimo, demostrando que es lo que le sobra, Lo segundo, el talento. Cerrando así la presentación en Madrid de su nuevo trabajo, de esta obra de arte llamada Sinónimo. Rodeado de su gente y de sus seguidores, el rapero demostró que está en el mejor momento de su carrera.