Ya era hora de una nueva entrevista así que os traemos la que le hicimos el otro día a Artabe, que esta noche cierra con un concierto muy especial en Costello, la gira de su último trabajo, Punto Cero, con el que lleva ya dos años recorriendo la geografía española. ¡Que nadie se lo pierda! Aun podéis haceros con vuestra entrada en Wegow, pero si aun no estáis convencidos aquí os dejamos la entrevista para que terminéis de hacerlo. Aunque antes de dejaros con ella, darle las gracias por supuesto a Artabe y también a nuestra querida Lourdes, de Melboss, por contar con nosotros una vez más.

unnamed(2)

¿Cuándo supiste que querías dedicarte a la música?

Pues cuando lo supe con toda la verdad fue a los 14 años porque yo era muy fan de Nirvana y empecé a tocar la guitarra, me enseñó mi madre a tocar algunos acordes y ahí lo tuve muy claro, quería tocar la guitarra, montar una banda y dedicarme a la música.

¿Aprendiste por tu cuenta a tocar o fuiste a alguna clase?

Sí, hice algunos cursos, algún curso de blues y alguna cosa así, luego durante muchos años fue todo autodidacta de tocar con gente y sacar canciones que me gustaban, luego más adelante si que hice algo de armonía de guitarra eléctrica un año y también fui a voz con dos profesores de canto. Y me gustaría seguir yendo en cuanto pueda, porque siempre es bueno seguir formándose, sobretodo la voz.

Antes de emprender tu proyecto en solitario estuve en varias formaciones anteriores, ¿te resultó difícil dar el paso de lanzarte tú solo o cómo fue ese momento de decidirte a emprender tu carrera en solitario?

Pues vino un poco solo, estuve dos años más o menos sin tocar, como que dejé un poco apartada la música, y después de esos dos años volví a coger la guitarra, me empezaron a salir muchas canciones, probé con una banda, probé a meter estas canciones con una banda y estuve unos meses pero no funcionaba y ahí fue cuando dije pues ya está, me planto ahora yo solo y bueno tengo la libertad total para hacer lo que quiera y también la responsabilidad de todo.

¿Y que prefieres, estar en una banda o en solitario? ¿Qué crees que es mejor?

Pues mira, últimamente, es verdad que echo de menos compartir los conciertos con alguien, los viajes, pero lo que te da también tocar solo es que puedes improvisar mucho más, sobretodo en conciertos pequeños en salas que a lo mejor se presta más a eso, te puedes dejar llevar más. Y para moverte pues también es más asequible en ese sentido. Pero tengo ganas de banda o al menos de compartir con músicos los conciertos.

¿Cómo definirías tú música?

A mí me gusta mucho ir variando, como me gusta la música en general, aunque a lo mejor la basa es como el pop o el rock, pero me gusta también tirar por muchos palos, entonces, yo la definiría como ecléptica, en lo que he hecho hasta ahora, y en los futuros discos me gustaría que siguiera siendo así. El último disco, Punto Cero, es como una mezcla de canciones de autor y pop, rock, indie. Y luego lo que trato es ser siempre honesto con lo que digo y con todo lo que hago. Hacer lo que quiero y realmente me nace del corazón.

¿Cuáles son tus influencias o tus referentes en la música?

Pues muchísimas, pero yo siempre hablo de Bowie porque soy muy fan de Bowie desde hace muchos años. Me gusta mucho también Lisandro Aristimuño, que es argentino y hace una fusión entre el folk, con toques electrónicos, rock, es una fusión muy interesante. Los músicos chilenos, como Víctor Jara y Violeta Parra, que también han tenido mucho que ver en todo lo que estuve escribiendo para estos discos. Radiohead, la música y el rock de los 90. Y a nivel nacional escucho muchas cosas desde Iván Ferreiro, Xoel López, Depedro…

En 2016 lanzaste “Punto Cero”, tu tercer disco, en el que trabajaste con Manuel Cabezalí, de Havalina, ¿cómo fue trabajar con él?

Pues fue maravilloso, la verdad, fueron unos días muy ways, es una persona muy eficaz y muy ordenada con su trabajo, muy rápido, tanto a la hora de hacer las cosas como a la hora de resolver los conflictos que puedan surgir en una grabación. Entonces fue todo muy fluido, me dejé bastante llevar por él, yo tenía las canciones en bruto, con la guitarra, bueno, algunas tenían algunos arreglos, las voces, y con él pues le fuimos dando forma y las fuimos arreglando. Él grabó los bajos y algunas guitarras, así que aparte de productor hizo un trabajo de arreglista también para algunas canciones.

¿Y hubo alguna canción que te costase más o que tuviste que darle más vueltas a la hora de grabarla?

Pues sí, mira, hubo una canción, que es Vacíame, que era la que tenía más desnuda, solo tenía unos arpegios y unos acordes para el estribillo pero la verdad es que estaba así como dándole vueltas a ver como la íbamos a grabar, y al final gracias a Manuel, que de hecho, fue una de las canciones que más le gustó, la que estaba más desnudita, pues quedó genial y a mí también es una de las que más me gusta.

¿Qué canción le recomendarías a alguien que todavía no te conozca y vaya a empezar a escucharte por primera vez?

Pues diría Saliha, de mi último disco, Punto Cero, porque gusta bastante esa canción y a mí también me gusta, claro. Me gusta tocarla, hay canciones con la que te lo pasas mejor tocándolas en directo y otras que no tanto y con esta la verdad es que disfruto mucho y todos nos lo pasamos muy bien.

¿Y una que no sea tuya? ¿Qué canción nos recomendarías?

Grace de Jeff Buckley porque él era un genio y ese disco es una obra maestra.

Si le pudieras dar un consejo a tu yo de cuando empezaste en el mundo de la música, ¿qué le dirías?

Pues le diría que paciencia y mucho trabajo.

¿Cómo ves la situación actual de la música en España?

A ver, tengo la sensación de que están saliendo muchas bandas emergentes, bandas muy jóvenes que empiezan ahora, bandas no tan jóvenes, no sé si es por lo típico de que en los momentos de crisis es cuando surge más la creatividad, pero lo cierto es que están saliendo muchos músicos y bandas muy buenos de todos los estilos, con mucha calidad, gente muy joven también de mucha calidad, que me quedo flipado a veces con lo que hacen. Entonces en ese sentido yo creo que estamos way, pero claro, luego está el tema de siempre de las infraestructuras, las salas, como está todo montado y las dificultades que tenemos para movernos. Pero en la parte musical estamos muy bien, no sé si es por estar aquí en Madrid, metido en el rollo, pero en ese aspecto hay muchos proyectos y gente haciendo cosas muy interesantes.

33076822_1686071828167671_1869016574325686272_n.jpg

El 29 de junio cierras la gira de “Punto Cero” en la Sala Costello de Madrid, ¿qué nos puedes adelantar de ese concierto?

Bueno, prefiero no contar mucho pero va a abrir el concierto Irene Novoa, que es la nueva teclista de la banda, osea que abrirá ella y luego tocará con nosotros y la verdad es que me apetece mucho, es una chica que conocí hace poco, es una super buena música y escuché su proyecto y me flipó, ella toca el bajo además, son unas canciones bastante diferentes digamos, así que me apetece mucho que lo abra ella. Y luego, pues ya lo verá la gente, habrá alguna sorpresa… Además, también quería decir que el 30 vamos a Ferrol, vamos con otra banda que es El increíble Paso, y ahí compartimos escenario las dos bandas, osea que no son teloneros si no que tocamos los dos. Estos dos conciertos son para celebrar que llevo dos años con el disco tocando por ahí, sobretodo en acústico que es como me muevo más que con la banda, así que quería hacer algo especial con ellos, algo simbólico para celebrar que vienen cosas nuevas.

Y tras cerrar la gira con “Punto Cero”, ¿estás preparando ya tu próximo trabajo?

Preparando no, pero ya llevo tiempo con cosas nuevas y claro, habrá disco en el futuro, pero si que hay cosas nuevas en el horizonte.

Algo más que quieras añadir para terminar…

Pues que se venga todo el mundo al concierto y que tenemos que intentar movernos, ir más a los conciertos y apoyar la música en directo, tanto público como músicos porque es básicamente lo que nos da de comer más que los discos.