El fin de semana pasado fue uno de esos findes que molan, llenos de planes chulos y sobretodo buena música. Si el viernes disfrutamos del gran directo de Éclaire en la sala Fulanita de Tal, cuya crónica podéis leer aquí, el sábado lo reservamos para acudir al Tatkraft Festival, que tuvo lugar en la mítica sala madrileña de El Perro de la Parte de Atrás del Coche (C/ La Puebla, 15), una sala que no conocíamos pero que nos sorprendió por lo original de su distribución, con esa barra de bar colocada justo delante del escenario.

Cuevas1

Las primeras en salir a escena y romper el hielo fueron las chicas de Cuevas, que a pesar de su juventud y llevar poco tiempo en activo (de hecho, como nos dijeron, tan solo habían dado cinco conciertos antes de este) ofrecieron al público una buena dosis de rock lleno de guitarras y ritmos cañeros. Con un acertado juego de luces y algunos toques psicodélicos lograron animar al público y dar el pistoletazo de salida a esta gran fiesta de la música emergente. Además de otros temas propios y alguna versión, pudimos conocer de primera mano como suena La de Julia, el primer single de la banda.

Cuevas2

Tras ellas, fueron Whywhyka los que saltaron al escenario en medio de un torbellino de fuerza y energía. Andrés, el vocalista del grupo, se entregó al cien por cien durante el concierto, en el que nos presentaron entre otras canciones Toy of life, su nuevo single. una canción pegadiza y carta de presentación de los madrileños. Además, también se atrevieron a cantar mezclando el inglés y el castellano, “en plan experimento”, como bien nos dijo Andrés a todos los asistentes. Fue un concierto divertido y lleno de buen rollo marcado por canciones frescas y desenfadadas impregnadas de la identidad y el carácter del grupo.

Whywhyka1

Whywhyka2

La noche se acercaba a su fin y llegaba el turno de Antes, que pusieron el broche de oro a una fiesta en la que la música emergente fue la protagonista absoluta. Con canciones enérgicas, juegos de guitarras y mucho rock & roll se comieron el escenario e hicieron disfrutar a todos los allí presentes. Entre los temas que nos presentaron podemos destacar Héroes, Algo por ti o Animales, todos ellos pertenecientes a su último disco, Triángulos. Además, se marcaron dos versiones que fueron muy aplaudidas por el público, Personal Jesus de Depeche Mode y Diamonds de Rihanna. Sin duda, un directo intenso, potente y una forma inmejorable de acabar la noche.

Antes1

Antes2

No podíamos terminar esta pequeña crónica sin dar las gracias a sus organizadores, Bea (Musincronizados), Raúl (Ballesterock) y Pablo (Red River Management), por llevar a cabo iniciativas tan molonas como esta que dan visibilidad a las bandas noveles y les permiten demostrar todo su potencial además de llegar a mucha más gente. Y por supuesto, gracias a todos los que acudisteis a esta cita tan especial por hacer que fuera una gran noche. Esperamos veros pronto en una próxima edición. ¡Larga vida al Tatkraft Festival!