“Ya están aquí los héroes del sábado”. Eso canta la Maravillosa Orquesta Del Alcohol en uno de sus temas y eso pasó el sábado 24 de noviembre en La Riviera.

Esta banda de amigos de Burgos está presentando su nuevo disco “Salvavida (de las balas perdidas)” y no les puede ir mejor. Las entradas para los dos primeros conciertos el 24 y 25 de noviembre se agotaron al poco de salir y la tercera fecha no se hizo esperar. ¿La hazaña de estos chicos? 3 SOLD OUT en La Riviera en menos de un mes. Además, van sumando el cartel de entradas agotadas a medida que avanzan por la geografía española.

Eran poco más de las 20h cuando empezamos a entrar en la sala de las palmeras. Parecía que en un primer momento todo estaba tranquilo pero según se acercaba la hora, las 21.30h de la noche (y prometían ser puntuales) , la sala se fue llenando hasta no quedar ni un hueco.

IMG_0271

Las luces se apagan y “Nubes negras” resuena de fondo mientras los chicos se suben al escenario. Sin dar tiempo a nada empiezan a tocar “Mil demonios” y el grito del público resuena en la sala. Empieza una noche que solo va a ir hacia arriba.

Continúan con varios de sus nuevos temas como “La inmensidad” o “Una canción para no decir te quiero” que a pesar de solo llevar un par de meses en la calle son coreadas por todos como los temas más míticos a los que dan paso.

Temazos como “Disolutos”, “1932” o “Miles Davis” se entremezclan con temas nuevos como “Los locos son ellos” o “Naufragar”. El setlist no podría estar mejor elegido y organizado y van hilando un tema con otro hasta llegar a uno de los momentos más bonitos e íntimos de la noche.

IMG_0208

Luces azules al fondo y una sola luz simulando el fuego nos indican que esta apunto de empezar una de las canciones más queridas de esta banda, “Hay un fuego”. A capella, entre el público y David, dan inicio al tema y cuando se incorpora la banda la ovación del público nos envuelve a todos.

El segundo momento de la noche llega cuando la banda se baja del escenario dejando solo a David con la guitarra que, con una luz amarilla de fondo, empieza a entonar “Campo amarillo” (hay que reconocer lo bien hecho que está juego de luces durante todo el espectáculo). A medida que avanza la canción van volviendo el resto de componentes hasta acabar todos en fila abrazados cantando este tema.

IMG_0243

“Perder la voz cantando una canción es la mejor medicación” y estos chicos bien lo saben ya que tocaron 25 canciones hasta hacer un breve descanso.

Pero como digo, fue breve ya que al momento volvieron con el bis que incluía tres temas más. “Nomadas”, “Gasoline” y “Héroes del sábado” cerraban una noche maravillosa en la que todos los presentes vivieron, durante un par de horas, una fiesta de la música y la vida.

Si alguno aún no conoce a la M.O.D.A. ya está tardando en escucharles porque ¡prometen seguir dando guerra mucho tiempo!

PD.: Sabemos que es pésima la calidad de las fotos y prometemos llevarnos la cámara en el proximo 😦