Entrevistamos a Mr. Kilombo para que nos hable de sus nuevas canciones y del fin de gira en La Riviera con el que cierra la etapa de «Cortocircuitos»

Hace unos días pudimos hablar con Mr. Kilombo, el alter ego de Miki Ramírez, que se encuentra promocionando su último lanzamiento, En peligro de extinción, que vio la luz el pasado 30 de septiembre y que habla de la importancia de apreciar los pequeños detalles y placeres de la vida, de desconectar de nuestro frenético día a día para conectar con nosotros mismos y nuestros seres queridos. Además, tras más de dos años girando sin parar (pandemia incluida), su gira «Cortocircuitos», llega a su fin el próximo 2 de diciembre y lo hace en un sitio tan especial como es La Riviera de Madrid. Las entradas ya están a la venta en Wegow. De esto y mucho más hablamos en esta interesante entrevista que os recomiendo que leáis si queréis conocer un poco mejor al autor de canciones como Sinmigo o Cabecita Loca, entre otras. Aunque antes de dejaros con ella, darle las gracias a Miki por atendernos y a su oficina de prensa por hacerla posible. ¡Gracias, Paula!.

Fotografías: Bea Asensio

Empecemos hablando de “En Peligro de extinción”, tu último sencillo, que vio la luz el pasado 30 de septiembre. En esta canción invitas a reflexionar sobre un tema que me ha parecido muy acertado en los tiempos que corren, el hecho de parar y desconectar de nuestro frenético día a día para estar con nuestros seres queridos. ¿Por qué querías transmitir este mensaje con esta canción?

Miki: Pues quería tocar ese tema pero que fuera cómo una especie de oda a la amistad. En la actualidad, hay tantos estímulos que, o te quitas de algunos o no puedes generar eso. Así que esa es la historia de la canción. Nació porque me di cuenta de que me pierdo un montón de cosas importantes por la agenda de conciertos, como eventos de gente allegada, bodas de mis amigos, etc. Así que quería reflexionar sobre eso y ver cómo hago para darle espacio, cómo hago para conciliarlo todo, que no siempre es fácil.

¿Qué compusiste primero? ¿La música o la letra?

Miki: Yo lo hago simultáneo siempre, no entiendo una cosa sin la otra. Es verdad que siempre sale primero la idea, los estribillos o una pequeña estrofa y ya de ahí, por ejemplo, en este caso, la segunda estrofa la compuse después y ya sobre la melodía, que me pedía repetirla. Pero la idea original siempre sale a la vez con la letra y la música.

¿Y en qué te inspiras para componer?

Miki: En la vida, en las cosas que me han pasado… sí que es verdad que no soy muy de escribir según pasan las cosas, necesito un tiempo para digerirlas. Creo que escribir «en caliente», no sé, como que se pierde un poco ese poder de observación. Eso sí, el motor siempre es algo que yo he sentido en un momento dado, pero si luego desarrollo una historia sí que puedo coger cosas que haya visto o que me guste como lo ejemplifican o si escribo algo que es muy literal y no se entiende, sí que lo cambio por algo que refleje mejor lo que quiero decir.

Otra de tus últimas canciones es “Ambivalencia”, que estrenaste antes del verano. Háblame sobre ella.

Miki: Esa fue la primera, es la más antigua de todo lo nuevo que viene y es una canción súper sencilla, que habla un poco de piel, de esta cosa de ni contigo ni sin ti, pero desde el prisma de que puede haber muchas maneras de relacionarse. Es una historia que habla de que puedes estar mucho tiempo sin ponerle nombre a una relación y, de repente, en un momento dado, te apetece pues dar ese paso.

Fotografías: Bea Asensio

Me ha parecido muy curiosa la portada que recoge estos dos singles, es como muy minimalista, sencilla pero efectiva y cuadra muy bien con el mensaje que quieres transmitir con ellas…

Miki: Sí, el diseño es de Alberto, que tiene una banda que se llama Alberto & García, que son asturianos y son buenísimos y él hace unos diseños que son brutales así que le pedí algo como muy sencillo, de hecho, va a ser muy parecida a las portadas de los singles que vienen, queremos que todas tengan la misma gama de colores y luego ya veremos, porque todavía no he decidido cuáles van a entrar en el disco y cuáles no, de momento las estoy lanzando poco a poco.

Eso te quería preguntar. Por ahora, estás lanzando canción a canción, pero ¿tendremos nuevo disco de Mr. Kilombo en un futuro próximo?

Miki: Esto ha sido una cosa de pura impulsividad. Hemos hecho esta gira de tantas maneras… empezamos por todo lo alto, luego vino la pandemia y tocamos con mascarillas en sitios enanos, luego vinieron los teatros, ahora han vuelto las salas… Entonces ya era como no quiero seguir haciendo el mismo espectáculo sin introducir nada nuevo así que ha sido un poco por eso, por ganas de enseñar ya alguna cosa. Pero el disco lo estoy haciendo ahora, así que todavía no está nada cerrado y sigo haciéndolo todos los días. Me imagino que estas dos que he publicado entrarán en ese disco, pero aún no sé ni cuando va a salir, porque me quedan todavía unos cuantos adelantos, tengo tres o cuatro canciones que me gusta ya como están, que estoy nervioso ya por sacarlas y estoy pues viendo fechas.

Claro, porque supongo que para los músicos debe ser complicado eso de que pase tanto tiempo entre que compones el tema y lo produces hasta que por fin sale al público. ¿Cómo gestionáis los músicos esos nervios de querer sacar las canciones y no poder hacerlo hasta que esté todo el producto completo, por así decirlo?

Miki: Yo no los gestiono, yo las saco (ríe). De hecho, es lo que más me gusta de ser independiente, que no tengo que aguantar esos tiempos, si me da la gana saco lo que sea. No es como en una discográfica, que si que veo que hay como una estrategia más planificada, que me parece una cosa muy buena pero que en mi caso no me funciona mucho porque no tengo esa paciencia. Yo quiero enseñar las cosas según salen, y luego quiero tocarla y descubrir la canción a la vez que todo el mundo. A mí no me gusta esa sensación de hacer algo que ya me sé de memoria para alguien que no se lo sabe aún. Me gusta esta cosa de descubrirlo a la vez y que si me equivoco pues me equivoco igual… Me ha pasado sobre todo con los primeros discos, cuando sale al directo ya ha pasado por la fase de grabación, de mezcla, la he corregido treinta veces, he esperado un montón, la hemos ensayado veinte veces y está como super trillada algo que para alguien es totalmente nuevo. Así que no me gusta esa sensación, prefiero que sea todo mucho más ágil.

Sí, y más hoy en día que la gente consume las canciones muy rápido, llevamos un ritmo tan frenético que la gente las escucha y enseguida se olvida de ellas…

Miki: No en nuestro caso, la verdad es que hemos sido una banda muy de repertorio, además, que yo tampoco he sacado tanto material, yo lo que voy sacando se va quedando, ósea no es tanto que se olviden si no que me cuesta contenerme, que tengo un repertorio de veinte canciones y quiero incluir esa y de pronto, no sé, no le veo mucho sentido a estar esperando, sobre todo porque yo quiero que se note, esa ilusión que veo en la gente cuando estreno algo la quiero tener yo también. Entonces, yo esa si que la puedo llegar a perder por el camino. Así que me gusta que en cuanto esté lista pueda empezar a tocarla.

En 2020, publicaste “Cortocircuitos”, que si no me equivoco vio la luz poco antes de la pandemia, así que apenas tuviste oportunidad de presentarlo ni girarlo en condiciones… ¿Cómo fue sacar disco en una época tan complicada?

Miki: Sí, fue justo dos meses antes y claro, no lo veíamos venir… Hicimos tres o cuatro conciertos así potentes, que además era un momento muy bueno para nosotros, llenamos la Sala BUT, vino un montón de gente en Madrid, hicimos una gira bastante tocha y teníamos programada una muy gorda y se fue todo a la mierda. Pero luego empezamos muy rápido, todo el confinamiento fue una cosa bastante densa, pero luego enseguida empezamos a tocar en sitios más pequeños primero, con la gente con mascarillas, después los teatros y ya últimamente hemos podido hacer la gira que no conseguimos llevar a cabo en un primer momento. Por eso se ha alargado tanto, que al final una gira de dos años, que van a ser casi tres, es larga…

Claro, eso es justo lo que te quería preguntar. ¿Qué balance haces de esta gira tan llena de dificultades, por así decirlo?

Miki: Pues ha sido, como la llamo yo, la gira «Matrioska», con muchos cambios, ha sido la gira dentro de otra gira dentro de otra gira…

Supongo que con la pandemia no habrá sido fácil, sobre todo al principio, ¿no? Con todas las restricciones y medidas sanitarias que había para la música en directo… ¿Has notado mucho el cambio en cuanto a la reacción del público estando sentados, con mascarillas, a ahora que todo ha vuelto a la normalidad?

Miki: Sí, llevamos ya unos meses que ya son los conciertos de toda la vida, los que conocemos, entonces ya es como que ni apetece hablar de todo eso, pero sí, si que vi que la gente se buscaba las habichuelas para poder comunicarse, y eso me gustaba mucho. Cuando no se podía bailar se comunicaban por gestos, aplaudiendo, aunque no se les veía la cara. Pero es como que al final, de una manera o de otra ves que la música y esa vía de comunicación se acaba abriendo paso.

Hablando de eso, ya tenemos fecha para el fin de gira, que será el próximo 2 de diciembre en La Riviera. ¿Por qué La Riviera?

Miki: Bueno, porque era lo que nos tocaba de forma natural, no hay muchos aforos intermedios en Madrid, así que la última vez se llenó la Sala BUT, que eran 1200, pues hay que ir a la siguiente que es La Riviera. Además, La Riviera es una sala que lleva toda la vida y en la que he visto a todas las bandas que me han marcado desde mi adolescencia… Siempre me ha parecido que tocar en La Riviera era algo inalcanzable y de pronto verme ahí, es muy impresionante.

¿Habrá sorpresas en este concierto?

Miki: Si te las digo ya no son sorpresa (ríe). Pero sí, tenemos una buena preparada…

Según tengo entendido es el escenario de mayor aforo al que te has enfrentado quitando los escenarios de los festivales así que supongo que la responsabilidad será muy grande, ¿no? ¿Estás nervioso? ¿Cómo afrontas esta fecha tan especial?

Miki: Bueno, como siempre, aguantando (ríe)… yo soy muy nervioso, me pongo muy nervioso y después de un montón de años me sigo poniendo cada vez más nervioso. O sea, que eso lo llevo bien porque como luego todo eso se descarga en el escenario…

¿Y tienes alguna manía o algún ritual antes de salir a tocar?

Miki: Saltar, es que como me da vueltas la cabeza eso es como que me ayuda a liberar la tensión… además, que normalmente los camerinos son sitios muy pequeños, donde no puedes correr, así que me parece que saltar es una buena opción… (ríe)

Fotografías: Bea Asensio

Antes de terminar, te quería preguntar por las colaboraciones, algo muy destacado en tu carrera. Tu último trabajo, «Cortocircuitos», de hecho, incluye una colaboración con Macaco. ¿Cómo fue trabajar con él y cómo surgió esta colaboración?

Miki: Sí, bueno, Macaco y «Titha» son súper buenos amigos, yo he trabajado años en su banda, entonces, nos enseñamos muchas veces mutuamente las canciones, en plan, «tengo esto nuevo, a ver qué te parece»… y lo hacemos un montón. Y esa colabo es muy graciosa porque sólo hace una cosa recitada muy cortita, que es lo que le pedía el tema. Fue propuesta suya de este tema está genial pero le falta esto… Y cuando lo escuché fue como «que genialidad»… y le dije «cantamos una estrofa a medias» y fue como no no no, justo necesita esto, vamos a hacer esto como colaboración loquísima… y me parece un acierto brutal.

Además, a lo largo de tu trayectoria has colaborado con muchos otros artistas como Muerdo, Rozalén, Travis Birds o Roy Borland, por mencionar algunos, sobre todo en tu canal de YouTube. ¿Cómo nacen todas estas colaboraciones?

Miki: A mí me gusta mucho que las producciones no tengan por qué ser siempre con colaboraciones, la verdad es que en mis discos hay poquitas colaboraciones, si acaso alguna cosa que hemos hecho a medias, pero por lo general en los discos no hay muchas. Fíjate, si acaso esto de Macaco, que es este detalle que va en la canción, una cosa que escribí a medias con Jenny and The Mexicats… pero en los discos hay muy poca cosa. Y luego la realidad es que me paso el día cantando con gente (ríe). Estamos todo el día porque nos gusta, es que nos encanta, estamos en un bar ahí, como en el Libertad 8 cuando cierra, pues nos encanta sacar un guitarreo. Entonces, yo encontré la forma de plasmarlo ahí, que no fuera ni mucho compromiso de colaboración y que se viera de una forma natural, como realmente ocurre. Entonces, me inventé ese canal de YouTube, que lo llamé «Sin trampa ni cartón» ahí al ciclo y son temas grabados en la calle, con sonido ambiente y ocurra como ocurra. Y entonces, ahí he metido a todos los colegas que me ha dado la gana y a la gente con la que habitualmente me junto a cantar. Así que están ahí Rozalén, Muerdo, El Kanka, El Niño de la Hipoteca, Travis Birds y más que habrá ahora…

¿Tendremos alguna nueva colaboración pronto?

Miki: Todo se verá… (ríe)

¿Y hay alguien con quien te gustaría colaborar y con el que aún no hayas colaborado?

Miki: Sí, seguro, hay un montón de gente que tengo en mente…

Ahora que están tan de moda las colaboraciones sorprendentes o inesperadas, como, por ejemplo, Viva Suecia con Luz Casal, que es algo que jamás habríamos imaginado… ¿te veremos colaborando con alguien que no tenga nada que ver contigo?

Miki: Pues puede ser… hay cosas ahí abiertas… O sea, una cosa es esto del YouTube que lo hago con gente súper cercana y que me gusta que sea como muy natural y todo eso, y luego otra cosa es el trabajo de estudio. Entonces, hay cosas que se intentan y a veces cuajan y a veces no, y ahí manda lo musical. Así que hay cosas que están en marcha pero quién sabe…

Y ya para terminar, ¿qué planes tienes para después del fin de gira, ya de cara al año que viene?

Miki: Pues, de momento, descansar un poco y terminar el disco, necesito unos meses para rehacer el espectáculo, de hacer canciones nuevas y también de irme de vacaciones, que falta me hace (ríe).

Una pregunta que nos gusta a hacer a todos los artistas a los que entrevistamos es: ¿qué es la música para ti?

Miki: La música es una forma de vida, para mí la música es una forma de comunicarse, es como el mejor atajo que hay, me parece una forma de saltarte muchos pasos previos, cuando tú compartes música con alguien es como que ya no puedes ser turista, es una forma de romper muchas barreras, de comunicarte con la otra persona…

Algo más que quieras añadir, algún alegato final….

Miki: Pues que nos vemos en La Riviera, que venga todo el mundo, que se va a liar una gorda…

¡Allí nos veremos! ¡Muchas gracias, Miki!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: