La Costa Brava o la nostalgia hecha concierto de un grupo que no volverá

Después de 15 años de espera, el pasado sábado pudimos ver a La Costa Brava de nuevo, paradójicamente, detrás de un enorme letrero iluminado que decía “La Costa Brava nunca volverá”. Una sala Shoko de Madrid que se llenó con más de 500 fieles del costabravismo. Y es que las entradas se habían agotado a los pocos días de que Richi Vicente únicamente publicara un post en Instagram anunciando una fugaz vuelta, con solo dos conciertos, sin hacer más publicidad de nada, porque ellos son así y molan.

Había llegado el momento. Francisco Nixon, a las voces y guitarra, y Richi Vicente, a las voces y los teclados, se habían preparado con una bandaza propia para la ocasión; Nahúm García a la guitarra, Enrique Moreno a la batería, David Varelux, al violín y Guillermo Abad, al bajo.

Empezaron por el principio, pero literal, porque arrancaron con Déjese querer por una loca, tema de su primer disco, del cual también sonó Hazte Camarera y Lentillas de Colores.

Después llegaron más himnos de otros de sus prolíficos trabajos: Copas de yate, Justicia poética (aquí sonó especialmente precioso el violín), Adoro a las pijas de mi ciudad, Olímpicos o Falsos mitos sobre la piel y el cabello.

Nosotr@s, indies, estábamos felices, pero ellos tampoco podían disimularlo, porque también se venían arriba con los temas más sonados y no se podían quitar la sonrisa de la cara. Es fuerte porque La Costa Brava es un grupo que recuerda a los mejores años de nuestra vida, aunque nunca hayan pasado. El concierto terminó arriba con El cumpleaños de Ronaldo, Canción de Regalo y, después de los bises, Amor Bajo Cero y Treinta y Tres y fue todo muy emocionante, aunque se nos hizo corto (puede que esto no sea objetivo porque 3 horas de concierto también se nos hubieran hecho cortas…).

Y es que el costabravismo deja mucha resaca emocional. Sabemos que fue complicado volver a juntaros, pero, por favor, no volváis nunca… pero como ahora.

La noche, inaugurada como perfectos teloneros por la banda Capitán Sunrise, se enmarcó dentro de la Semana Kronen 2022, una iniciativa organizada por la editorial Bala Perdida, en colaboración con numerosas personas y entidades madrileñas principalmente del barrio de Malasaña. La Costa Brava repetirá concierto en El Prat de Llobregat (La Capsa) el próximo 5 de noviembre.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: