Hoy os traemos una nueva entrevista, en este caso, hablamos con Beluga para que nos cuenten los detalles de su disco más reciente, Tiempo de Leones, que presentaron el pasado mes de febrero en la Sala Caracol de Madrid y con el que siguen de gira por toda la península. Por el momento, tenéis posibilidad de verlos los próximos 5 y 6 de abril en Albacete y Cuenca (entrada libre hasta completar aforo), respectivamente. Así que no os lo penséis, leed la entrevista y haceros con vuestra entrada para disfrutar de su gran directo. Gracias a Beluga por atendernos y a Maite Moreno, de Janet The Planet, por hacerla posible.

unnamed(1)

Tiempo de Leones arrancó con una gran campaña de crowfunding que fue un éxito. ¿Cómo vivisteis aquella campaña y el cariño de la gente? ¿Estáis contentos con el resultado?

Estamos más que satisfechos con el resultado. Ha sido revelador y un chute de autoestima. Nos hemos dado cuenta de quién confía en este proyecto.

En Tiempo de Leones seguís marcando vuestro propio estilo, y eso es algo muy interesante, cuando escucha la gente un fragmento del disco se ve que es vuestro, creo que aportáis un estilo diferente en el panorama. ¿Estáis contentos con cómo ha quedado el disco y con el recibimiento de crítica y público?

Hemos hecho el disco que queríamos hacer. Manteniendo un estilo, sin pensarlo previamente. Supongo que la cantidad y variedad de referentes que manejamos nos hacen llegar a un estilo nuestro. Es muy interesante ver la recepción de este disco, porque hay opiniones para todo, no hay canción olvidada. A cada cual le llega una diferente y desde el punto de vista compositivo te das cuenta de la universalidad de tu propuesta, en cuanto a un todo.

¿Habéis dejado muchas canciones fuera del proyecto? ¿Echáis en falta alguna habiendo visto ya el resultado?

Solo se quedó una fuera del disco porque no terminaba de cuadrarnos. Creemos que más adelante se retomará, con algún tipo de modificación polifónica.

unnamed(2)

Vuestras letras son bastante particulares, al igual que la música, ¿en qué os inspiráis para componer?

Nos inspiramos, al menos en este disco, en el individuo. En lo que pasa dentro y en consecuencia, fuera. Le escribimos a la vida, a la familia, a la distancia y a como a nosotros nos afecta todo eso.

Muchas veces la escritura surge sin una idea previa. A veces, por la simple concatenación de palabras interesantes, por pura poesía, vas llegando a una idea y encima, como somos muy artistas, tenemos la capacidad final de justificar cualquier cosa, no para que sea creíble sino deleitable.

Musicalmente hablando, se podría decir que este segundo trabajo al igual que Búmeran son una deliciosa locura. ¿Cómo lleváis que os etiqueten un poco de locos o diferentes?

Pues aún nadie nos ha dicho que estamos locos a la cara. La gente cuando nos dice algo nos mira muy fijamente a los ojos y eso es señal de confianza.

¿Cómo diríais que ha sido la evolución tanto del grupo como a nivel musical desde Búmeran a este segundo trabajo?

Un camino de casi dos años y medio desde un primer disco a este. En ese tiempo te das cuenta de muchas cosas que te gustaría a hacer y simplemente las haces. Y sobre todo, te vas soltando, vas apostando más por ti y por tu sonido, sin desdeñar quien fuiste en un pasado. Simplemente avanzando sin cautela y sin mucho escudo. Sorprendiéndonos a nosotros mismos.

Cómo grupo emergente, hay gente que aún no os conoce. ¿Qué les diríais a esa gente que aún no os conoce para convencerlos de que escucharan Tiempo de Leones?

Pues no seríamos muy persuasivos. Directamente les pondría el disco en la mesa y les amenazaría de muerte hasta que lo escucharan, pero no mucho más. Todo muy tranquilo y honesto.

Para mí, mi canción favorita del disco es Tierra de Palmer, me encanta la evolución que tiene la canción de principio a fin. ¿Para vosotros cuál es la canción más especial o a la que más cariño le guardáis de este segundo trabajo?

No nos vamos a mojar en esta pregunta. Para nosotros este disco es un hijo tonto al que no podemos ni podremos parar de defender y amamantar; le queremos en todo su esplendor. Ojos, piernas, manos, pecho, escápulas, cuello, ¡todo!

Nos encanta que te guste ese tema en particular. Por seguir con el paralelismo con el cuerpo humano, Tierra de Palmer podría ser el estómago. Sí, yo creo que sí, ¡el estómago!

Tenéis un directo muy divertido y enérgico, con Carlos difícil de contener en sus bailes y movimientos, pero sobretodo tenéis un directo potente y de calidad. Al menos así se ve desde fuera.¿Para vosotros cómo es Beluga en directo?

Para nosotros es un rito. Como cuando una tribu invoca al dios de la lluvia para empapar los mantos de la tierra, nosotros invocamos al dios del dinero para cubrir nuestros huecos bancarios.

Pero nos es todo oro lo que requiere este quinteto. También lo hacemos por amor y por la pura pasión que supone hacer algo para alguien.

Ya os hemos podido ver en algunos festivales como el Gigante de Guadalajara, y también habéis estado en algunos fuera de España como el Sziget de Hungría. Ahora que se empiezan a anunciar los carteles de las citas festivaleras de este verano, ¿en cuáles os gustaría estar?

En todos aquellos que sepan valorar nuestro trabajo, no hablemos de cifras ni nombres. Nos da igual, pero sí es importante que crean en nosotros. Hasta el momento no tenemos queja, pero como no empiecen a contratarnos amenazamos al mundo con sacar 5 discos más. Así que vosotros veréis, ¡ahora o siempre!

unnamed

El año pasado sería muy especial para vosotros, ¿qué balance hacéis del 2018 y que le pedís al 2019 que acaba de empezar?

2018 ha sido: trabajo, trabajo y trabajo.

2019 será: trabajo, trabajo y gira mundial (parando en Cancún).

Como grupo emergente, ¿cómo veis la salud actual de la música? ¿Creéis que gracias a las redes sociales y las plataformas digitales es más difícil llegar a algo aunque se tenga más visibilidad? ¿O que con la gran cantidad de grupos que salen cada día es un mercado más complicado?

Mientras que nosotros tengamos salud podremos visualizar el exterior sin hacer ningún diagnóstico. Si visualizas algo como complicado, se presentará complicado. Eso no quiere decir que no puedas llorar, por supuesto. Nosotros nos permitimos bastante el llanto, pero mientras que no te quedes a vivir en ese lugar todo irá bien.

Con redes o sin redes, con mercado o sin mercado, nosotros siempre vamos a seguir haciendo lo que queremos hacer.

El pasado 8 de febrero presentasteis Tiempo de Leones en la capital, en la sala Caracol. ¿Cómo fue el concierto? ¿Y cuáles son vuestras próximas fechas?

Básicamente fue una fiesta llena de gente linda. Las fechas las vamos anunciando según nos las confirman. Por lo pronto, el 5 y 6 de abril hacemos doblete en Albacete y Cuenca. ¡Vengan!

Por último, si queréis añadir algo más, alguna última reflexión.

Muchas gracias por atendernos y nos vemos en los conciertos.