La noche comenzaba en la Sala Boite con un gran Samu Fontán abriendo la gran velada musical que teníamos por delante. Demostró una gran calidad musical y unas letras maravillosas. Canciones como Treinta y tres normas o Acuérdate de Mí sirvieron para caldear el ambiente antes del concierto de Elías.

Entonces llegaba el turno del gran protagonista de la noche, Elías Serra, y ya desde los primeros acordes de Me abandonas se veía que tenía muchas ganas de dejarse el alma. Empezó la noche con uno de los temas de su último EP, En línea, para enlazarlo después con una de sus grandes canciones, Buscando en la oscuridad, y levantar al público, entre el que se encontraban numerosos amigos, que no quisieron perderse una ocasión tan especial y apoyar a Elías en su gran noche.

IMG_0233.JPG

Llegaba el turno de A la deriva, título que dio nombre a su primer álbum y al que tiene un especial cariño y se nota. El cantante tiene un carisma arrollador en directo y volvió a demostrarlo en la Sala Boite. Después, era el turno de los primeros invitados de la noche, los buenos de Nebraska, que interpretaron Si me besas junto al artista en una colaboración a la altura de la velada que estábamos viviendo.

El concierto no había hecho más que empezar y daba paso a dos canciones de su último EP. La primera de ellas, La dosis perfecta, como perfecta estaba siendo la noche, y el concierto de Elías, sin duda, la mezcla perfecta entre buena música y geniales letras. y a continuación, llegaba el primer single del EP, Caer al vacío, que la gente no paró de corear, dando aun más ánimo a un Elías entregado y acompañado virtuosamente por su banda.

El segundo invitado fue Paul Alone, que derrochó su particular carisma junto a Elías Serra interpretando el tema de Tus recuerdos. Para continuar después con una versión de Salitre de Quique González, en la que sería la primera versión de la noche.

Ahora era el turno de otra de las grandes canciones de su último trabajo, que presentaba esa noche, llegaba la hora de Sobre la arena, y se vio que el artista le tiene un cariño especial a las nuevas canciones, en las que se nota que se ha dejado el alma y que hay un muy buen trabajo detrás. Pero ahí no quedaba la cosa y es que continuó con un tema de su primer disco A la Deriva, Instinto animal, para ir cerrando una de sus grandes noches en la que demostró que tiene letras y música para lo que él quiera y que su público está ahí para apoyarle siempre.

IMG_0412

Ya se iba acabando el concierto, y se juntaron todos los que habían pisado el escenario aquella noche, Samu , Nebraska, Paul Alone y Elías, cantando juntos Turnedo del gran Iván Ferreiro, en uno de los momentazos de la noche. Como no podía ser de otra manera, se despidió con Inevitable, uno de los temas más aclamados del artista y con el que siempre consigue emocionarnos, y mucho más en directo. Sin duda, fue una noche mágica e inolvidable para todos. Así que gracias, Elías, por regalarnos una noche de buena música y por crear letras y canciones que se te quedan en el corazón y nunca se olvidan.