Hoy os traemos una nueva entrevista, en este caso, hablamos con el grupo granadino Dolorosa, que acaban de publicar hace poco su nuevo disco, Un gran presentimiento,  que llega tras su primer largo, Que el mañana sea bueno, y que ellos mismo definen como un disco luminoso, optimista pero expectante con todo lo que está por llegar. Si queréis saber todo lo que nos contaron seguir leyendo. Aunque antes de dejaros con ella, darle las gracias a Natalia y Raúl por atendernos y también a Pablo, de Promociones sin Fronteras, por contar con nosotras. Recordad que podéis seguirlos en sus redes sociales (Instagram, Twitter, Facebook) para estar al tanto de las novedades de la banda y comprar las entradas para sus próximos conciertos en Wegow.

_D8A9522-Editar-Editar-Editar
Fotografía: Fabián García

¿Cómo surge Dolorosa? ¿Cuáles son los orígenes del grupo?

Natalia: Pues surgió de una manera bastante casual. Raúl y yo somos amigos desde hace muchos años, él andaba grabando un homenaje del primer disco de Cohen “Songs of Leonard Cohen” y necesitaba unos coros femeninos, así que me pidió ayuda. Yo nunca había cantado excepto en la ducha y en el coro del colegio, pero tuve la osadía de hacerlo. El resultado nos encantó, unos días después Raúl empezó a hacer canciones para que las cantara yo. Poco a poco se fueron sumando los demás, Antonio Lomas a la batería, Fran Ocete con la guitarra acústica, Chesco Ruiz con el bajo y recientemente Carlos Marqués con los teclados.

¿Y por qué ese nombre?

Natalia: Queríamos un nombre que tuviera un componente femenino; es una palabra sonora y bonita de escribir, además de todos los referentes culturales que conlleva.

Barajamos la idea de llamarnos “La Dolorosa” pero el peso recaía demasiado en mí y somos una banda. Dolorosanos permitía jugar con la ambigüedad, puede evocar muchas cosas. Pero lo más importante es que nadie se olvida del nombre, eso es porque es un buen nombre.

¿Cómo definiríais vuestra música? ¿Y cuáles son vuestras influencias o principales referentes?

Raúl: Siempre me gusta definir nuestra música como CANCIONES. Estamos dentro de un género popular, ya que tomamos como nuestro tintes de bolero, canción mediterránea y copla. Intentamos tener cada día menos prejuicios con la música, queremos disfrutarla al máximo como oyentes y como compositores o intérpretes. Las canciones hablan por sí solas y ellas te dicen hasta donde quieren llegar, así que si este disco es de una manera es por que las canciones lo han querido así, los próximos ya veremos…

Nuestras influencias son todas y ninguna, podemos darte millones de nombres de artistas y discos obvios y menos obvios, pero te puedo decir que si hay compositores que lo han dejado todo en una canción, que se la han jugado con esa canción y que defenderían esa canción como si de un hijo se tratase, esa figura es nuestra influencia.

Redes

Acabáis de lanzar vuestro nuevo disco, “Un gran presentimiento”, para empezar, ¿por qué habéis escogido ese título? ¿Se podría decir que es una especie de alegato a todo lo bueno que os va a aportar este disco?

Natalia: Queríamos un título que representara el espíritu del disco, es luminoso, optimista pero también es incierto, puede tener muchas lecturas. Más que un alegato a todo lo bueno que nos va a aportar el disco (que no lo sabemos), es un anhelo a que lo venga en nuestra vida sea bueno y si no lo es, estaremos esperando expectantes para que el golpe sea menos duro.

¿Y en qué creéis que se diferencia de vuestros trabajos anteriores? ¿Qué mensaje queríais transmitir con él?

Raúl: Teníamos muy claro que queríamos que el primer disco siguiera siendo el primer disco y que este segundo larga duración no fuera la continuación del primero. Lo es de alguna manera, ya que yo sigo haciendo las canciones y las seguimos tocando los mismos, no hemos cambiado tanto. Este disco es más maduro, más banda, más “serio”, mucho más elaborado en cuanto a producción y arreglos. Siempre he pensado que el primer álbum eran un conjunto de canciones buscando una banda y que el segundo disco era una banda buscando canciones. El mensaje es el mismo y es el que queremos mantener siempre: Nadie es menos que nadie, somos fuertes, amémonos y luchemos.

¿Cuál es vuestra canción favorita del disco?

Natalia: Pues ya lo he dicho en alguna ocasión, no tengo una canción favorita del disco, depende del día me gusta más una u otra, ahora mismo te diría Canción de amor para la ciencia” pero igual mañana pensaría “Yo no tengo nada” o “Que sólo lo sepa yo” o “El amor”

¿Ha habido alguna canción que os haya costado más a la hora de componer o de grabarla? ¿Cómo es vuestro proceso de composición?

Raúl: No ha habido una en concreto que se haya torcido demasiado, en el local hubieron varias que costaban descubrir hacia dónde querían ir, pero eso pasa siempre. Lo que sí es relevante es que llegamos al estudio con dos o tres temas que no habíamos ensayado y que había compuesto varios días antes, como “Pasar la Tarde” y un par que grabamos y que reservamos para futuras publicaciones en forma de EP.

El proceso de composición comienza cuando siento la necesidad de hacer canciones, yo no estoy todo el día componiendo ni pensando en ello pero llega un momento en el que tienes que hacerlo. Ahora estoy en ese momento y ya estoy componiendo para el próximo álbum. Yo escribo ideas en una libreta, grabo melodías en mi móvil, leo, escucho, observo y vuelvo a escribir ideas y grabar melodías en el móvil, cuando aparece la necesidad busco entre todo lo que tengo y si hay suerte, tal vez haya algo que con tiempo y trabajo pueda parecerse a una canción.

¿Y han cambiado mucho las canciones desde que las compusisteis hasta que salieron del estudio?

Raúl: No, no demasiado. Para este disco trabajé mucho las maquetas en casa para tener un punto de partida claro antes de entrar al local. A partir de ahí cada uno hizo suya la canción. De todas formas, desde que se compone una canción hasta que se “termina” en el estudio, hay muchas diferencias y giros inesperados, lo importante es no manchar la esencia de la canción y seguir reconociéndola siempre.

¿Cómo es Dolorosa en directo? ¿Cuál diríais que es vuestro punto fuerte?

Raúl: Somos amigos que se quieren y eso lo queremos transmitir también en el escenario. Estamos hartos de las barreras entre público y artista y que algunos algunos artistas se crean de otro planeta solo por llevar gafas de sol en el escenario. Nos aburre eso mogollón. Queremos que haya una comunión con el público, una experiencia amistosa por así decirlo. También somos serios, contundentes, buenos instrumentistas, nos lo tomamos muy en serio y tocamos como si nos fuera la vida en ello.

Vosotros venís de Granada, donde hay mucha tradición y cultura musical, de hecho, Granada es la cuna de grandes grupos como son Los Planetas, Lori Meyers, Niños Mutantes y un largo etc. Vosotros que lo vivís por así decirlo desde dentro, ¿qué tiene Granada que da lugar a tantos grandes grupos?

Natalia: Lo curioso es que es una ciudad muy pequeña y si la acotamos al entorno musical, mucho más. En mi opinión en los bares es donde han nacido la mitad de los grupos granadinos, bebiendo cerveza y escuchando música. En nuestro entorno hay un gran conocimiento musical, hemos descubierto mucha música en sitios como el Pub Peatón o el Ruido Rosa, en este último por ejemplo yo he trabajado muchos años y Noni de Lori Meyers también. La música genera música, pero últimamente la ciudad ha decaído bastante en ese sentido, han cerrado muchos de esos locales.

_D8A9706
Fotografía: Fabián García

¿Y qué opináis de la situación de los conciertos en salas en nuestro país? ¿Creéis que está habiendo un repunte o todo lo contrario? ¿Qué haría falta para motivar más a la gente a acudir a las salas?

Raúl: Bueno, esta es la pregunta… la situación de los conciertos en salas es preocupante, muy preocupante. Se puede pensar que hay repunte porque no ha cesado la aparición de grupos en salas, pero la realidad es muy cruda en cuanto a público. Tampoco le podemos recriminar nada al público, cada uno se gasta su dinero en lo que quiere. Yo prefiero ver a una banda en una sala que un festival, pero desde siempre, tal vez porque soy de una generación en la que los festivales era algo casi inexistente, quitando cuatro o cinco grandes. Esta respuesta podría durar días y podríamos discutir mucho sobre ello, yo personalmente creo que la industria de la música lo ha volcado todo en ser un escaparte publicitario para las grandes marcas. Y hasta aquí pudo leer.

¿Cuáles son vuestros próximos conciertos? ¿Dónde os vamos a poder ver?

Natalia: Estaremos el 17 de noviembre en la Sala Ambigú (Axerquía) en Córdoba, el 22 de noviembre en el Teatro Alhambra en Granada y el 29 de diciembre en Logroño, después de Navidad anunciaremos nuevas fechas.

Y hablando de eso, ¿cuál es para vosotros el mejor concierto que habéis dado hasta la fecha?

Natalia: Pues por especial, nuestro primer concierto que además fue el primero de mi vida, fue en el Ruido Rosa. Estaba lleno, hicimos nuestro primer Sold Out, las entradas volaron en media hora, por lo que decidimos hacer otro concierto al día siguiente, que también se llenó.

Yo estuve tranquila todo el día hasta que me tocó hacer la prueba de sonido, en ese momento me entró un nudo en la garganta que ya no se me fue hasta que me bajé del escenario. Estaba tan nerviosa durante la actuación que no podía abrir los ojos y me agarré al micro porque pensaba que me caía, si el bar no hubiera estaba tan abarrotado creo que me habría ido corriendo. Pero fue maravilloso sentir el calor de todo el mundo, me sentía arropada y ese cariño no he dejado de sentirlo cuando tocamos en Granada…me emociona.

Y ya para terminar, ¿algún sitio en el que no hayáis tocado todavía y en el que os gustaría tocar? Puede ser una sala, una ciudad, un festival, lo que queráis.

Natalia: Pues nos gustaría tocar en el Vida Festival, en el Contempopranea, en el Norte, en el Sur, donde nos quieran ver allí estaremos.

Algo más que queráis añadir para terminar

Raúl: Tomad té, verde a ser posible, y escuchad de vez en cuando a Lennie Tristano, no os hará daño.